Nuevo ajuste fiscal afectaría principalmente a jóvenes griegos

Foto de periodismohumano.com

Erick Maya
erick@impetumexico.org

Grecia y toda Europa continúan viviendo horas difíciles. Tras la cuarta sesión de acuerdos entre el gobierno griego y la “troika”, conformada por la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), se prevé el anuncio de nuevas medidas de ajuste fiscal para liberar un nuevo paquete de ayuda financiera a la nación helénica. Dentro de estos nuevos recortes, se encuentra la idea de modificar los contratos de trabajo para bajar el salario de los jóvenes griegos de entre 18 y 25 años.

Con estos nuevos acuerdos, se espera que 12.000 millones de euros sean liberados por parte de la “troika”, como parte del paquete acordado en 2010, además de un nuevo préstamo de unos 60.000 millones para el bienio 2012-2013. Según analistas, con este nuevo préstamo, Grecia tendría una deuda más grande que al inicio de la crisis económica del año pasado. Se espera el anuncio final del gobierno griego en menos de 24 horas.

De concretarse el plan, esta medida se estaría uniendo a una serie de recortes impopulares que han despertado las manifestaciones de la juventud griega, como el alza del impuesto a la circulación de vehículos, el del precio de los cigarrillos, las bebidas no alcohólicas, así como el equiparar el precio de la gasolina para vehículos que cuenten con calefacción.

Mientras se esperan las conclusiones de estas reuniones, el movimiento juvenil griego inspirado en los jóvenes “indignados” españoles, se mantiene por décimo día consecutivo protestando contra el plan de austeridad en las principales plazas de las ciudades griegas, con su epicentro en la plaza Syntagma, en la capital Atenas. Se espera una intensificación de las manifestaciones en caso de ser aprobadas las medidas contra los jóvenes.

Además de estas protestas, se espera un mes lleno de manifestaciones en Grecia. Los dos principales sindicatos griegos, la Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE) y la Unión de Empleados Públicos (ADEDY), han convocado a una nueva huelga general el próximo 15 de junio para protestar contra los recortes en las pensiones. También se llamó a participar en marchas los días 4 y 21 de junio. El jueves 9 se planea un paro de todas las empresas públicas del país, en contra de las privatizaciones de las mismas.