El movimiento M-15 español vuelve mañana a las calles

Erick Maya

erick@impetumexico.org

El movimiento M-15 de jóvenes indignados en España no está muerto y ha cumplido su promesa de no acabar las protestas con el levantamiento de la acampada, pues prepara para mañana una gran marcha en la capital española para continuar manifestando su inconformidad contra las medidas del gobierno y de la banca española, culpables desde su percepción de la crisis económica por la que atraviesa el país ibérico.

El famoso #19J, como se le ha etiquetado en Twitter, partirá mañana desde 6 diferentes puntos de Madrid: Plaza de Castilla, Parque de Santa María, Leganés Central, Getafe, Villa de Vallecas y la Puerta de Toledo; para encontrarse finalmente en la Plaza de Neptuno, frente a la Cámara Baja del legislativo español.

La manifestación de mañana tendrá alcances nunca antes vistos, pues se extenderá a Barcelona, Valencia, Bilbao, y más de 60 ciudades en toda España, 10 países europeos, e incluso a Nueva York y Buenos Aires en el continente americano. En Madrid se calcula una asistencia de al menos 50000 personas.

Los indignados europeos marcharan bajo el lema: “Europa para los ciudadanos y no para los banqueros” poniendo especial énfasis en su rechazo al pacto del Euro, un paquete de medidas económicas que pretenden impulsar la competitividad, pero que solo beneficiaria a las grandes empresas y que a juicio de los indignados seria la sentencia de muerte de la economía española, pues afectaría a las pequeñas y medianas empresas.

En la manifestación, los indignados también buscan persuadir a la población de que son un movimiento pacífico, esto tras los actos de violencia perpetuados ante el Parlamento de Catalunya el pasado miércoles 15 de junio. Los portavoces del movimiento M-15 han declarado su rechazo a estos episodios, donde grupos externos al movimiento increparon, pintaron y escupieron a los legisladores en su intento de entrar al recinto.
Más de 600 elementos de seguridad han sido asignados para cuidar el orden en Madrid, y según declaraciones de Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del gobierno español, los policías actuaran con “firmeza” en caso de recibir provocaciones.