[Reseña Crítica] Porque el poder está en nuestras decisiones: Poder sin límites

Foto: 20th Century

Oliver Beckett Grien

oliver@impetumexico.org

¿Qué harías si tuvieras un poder tan grande que no hubiera nada ni nadie que se te pudiera oponer, cómo lo utilizarías? Hoy se estrena Poder sin límites (Chronicle) una película que busca responder a esta pregunta. Combina varios géneros (superhéroes, drama, thriller) y es grabada como relato subjetivo con cámara digital en mano, pero a diferencia de otros similares, es un filme que explota de forma interesante el estilo y su historia.

Vamos por partes. La película trata de 3 jóvenes amigos que al salir de una fiesta, se escapan a curiosear por un bosque donde terminan adquiriendo súper poderes gracias a una extraña sustancia y un objeto. Deciden que trabajarán juntos para perfeccionar sus habilidades y divertirse, pero cada uno de ellos asume sus nuevas facultades de maneras diferentes y ello los llevará a confrontarse hasta situaciones muy complicadas.

Poder sin límites lleva a un contexto real la existencia de los superhéroes. ¿Qué sucedería si un joven con problemas familiares, escolares y con baja autoestima terminara con habilidades extraordinarias? ¿de verdad sería como Peter Parker o Bruce Wayne: asumiría la responsabilidad de sus poderes hacia su sociedad, se volvería un defensor de los débiles y procuraría la justicia u optaría por aprovecharlos para su beneficio y venganza? En pocas palabras, qué ocurriría con un joven que obtiene superpoderes, pero que fuera de ello es igual a cualquier otro chico.

Justo por eso es que la película es tan interesante. Sí veremos autos volando, gritos y persecuciones, pero ante todo Poder sin límites nos lleva a presenciar el drama de un grupo de jóvenes que adquieren responsabilidades y posibilidades de hacer y deshacer sin más contrapeso que ellos mismos.

Es un filme de superhéroes desde una mirada natural, sincera, humana, sin discursos motivadores ni actos heroicos, carente de estereotipos típicos del género de superhéroes ni exageraciones. A cambio de ello, nos harán (y haremos) preguntas sobre nuestro propio comportamiento, nuestra capacidad destructiva, sobre la manera de entender el poder y la responsabilidad, la forma en que manejamos nuestras emociones y enojos. Todo para que al final podamos ver que, a pesar de sus superpoderes, los protagonistas son producto de sus decisiones, el verdadero poder sin límites.

En pocas palabras

Lo mejor. La historia, el estilo, las actuaciones, los efectos y brindar un relato juvenil inteligente y realista.

Lo peor. Tiene algunas incoherencias que tiene que justificar, pero nada grave.

¿Debes verla? ¡sin duda! Una muy buena película.

Curiosidades

- El director de la película es el mismo de la serie Misfits.