[Washa Washeando] Marchan y marchan (o ¿el Quinto Poder?)

Washa Washeando

Marchan y marchan (o ¿el Quinto Poder?)

D. Mornië Alfaro

@Mornie_Aran

voces@impetumexico.org

Este fin de semana que acaba de pasar tuvimos la oportunidad de disfrutar de 3 marchas en la Ciudad de México. La primera, el viernes, de universitarios variados, que provenían desde la UNAM, la Ibero, la UVM y demás. Su finalidad: exigir que los medios de comunicación masivos dieran cobertura certera sobre el proceso electoral, que no apoyaran a nadie en especial, vaya, que los medios fuera objetivos e imparciales, pero sobre todo, que fueran honestos.

La segunda, el sábado, fue una marcha de odio y repudio (si bien no violenta), en contra del candidato priísta a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto (@EPN). El objetivo: pues nada, simplemente demostrar rechazo contra el buen “Don Gelboy”. De notarse que durante esta manifestación llegaron miembros del infame Sindicato Mexicano de Electricistas, mismos que fueron relegados, como parias sociales, por los propios manifestantes.

La tercera, el domingo, fue una marcha en apoyo a Andrés Manuel López Obrador, “el Peje” (@lopezobrador_). Su finalidad: Demostrar que los Morena son muchos y refrendar el amor que le tienen a bloquear la libre circulación en Reforma.

Todas estas expresiones sentaron un precedente en México, pues es la primera vez que se realizan manifestaciones de este tipo. De las dos últimas sólo diré una cosa: no ¿en serio, es neta? ¿qué la gente no tiene nada mejor que hacer? Si, mi querido lector, estas dos últimas marchas creo (y que conste que es opinión muy personal) que nacieron, se concibieron desde el fanatismo y, por lo tanto, no merecen mi respeto, porque el fanatismo, en cualquier expresión es malo.

De la primera, de la de los universitarios, es la más importante. Demostró de una vez por qué los jóvenes no son apáticos cuando se trata de política. La indignación que causó lo acontecido durante la visita Enrique Peña Nieto y sus repercusiones, como las palabras del presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell en RadioIbero y el “poco” seguimiento que se dio a estos hechos en los medios, motivó a esta marcha. Por lo menos los chavos estamos despertando, abriendo los ojos a que si no nos interesamos por lo que pasa a nuestro alrededor, pues las cosas pueden acabar muy mal en un futuro no muy lejano. Vamos por buen camino.

Pero creo que lo más importante de estas tres expresiones es que tienen algo en común: todas, sin excepción, fueron concebidas desde las redes sociales. De hecho leí, durante las tres, que la gente escribía en Twitter “Bienvenido el quinto poder: Las Redes Sociales”.

Sin lugar a dudas lo que pasa en Twitter tiene relevancia noticiosa en los medios de comunicación, pero si hacemos un análisis… ¿qué pasaría si las redes sociales no tuvieran a los medios de comunicación? Yo les voy a decir que pasaría: las redes sociales no tendrían el poder que tienen actualmente. La gente quiere creer que el poder de las redes sociales es un poder independiente al del cuarto poder, los medios. Pero la verdad es que las redes sociales no son más que una extensión del cuarto poder.

No nos hagamos, amigos. Tenemos una gran herramienta de poder en nuestras manos con Twitter y Facebook, pero la verdad es que si los medios de comunicación no hicieran eco de lo que pasa en ellas, pues nadie se enteraría siquiera de que existen.