[Washa Washeando] Me dueles México. (O “Apoyo a Peña Nieto como presidente”)

Washa Washeando

Me dueles México. (O “Apoyo a Peña Nieto como presidente”)

D. Mornië Alfaro

@Mornie_Aran

voces@impetumexico.org

Estoy haciendo este escrito cuando según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) marca el 26% de las actas computadas. El Partido Acción Nacional tiene un 25.55%. El Partido Revolucionario Institucional junto al Partido Verde tiene un 36.48%. El Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano cuentan con el 33.22%. Quadri un 2.51% y los voto nulos 2.15%… Y sólo puedo decir: me dueles México.

Hubo de todo en estas elecciones. Momentos de tensión, marcha a favor y en contra de distintos candidatos, denuncias de delitos electorales, golpes, jalones de medias… en fin… de todo.

Los chavos representamos casi el 30% de padrón. Tal vez ése fue el gran error… tantos chavos que no vivimos la cuasi dictadura del PRI durante 71 años. Que no vivimos en carne propia el 68. Que no vivimos en carne propia la porquería del PRI. Tal vez, sólo tal vez, ahí estuvo el detalle.

Sea como sea el caso, la verdad es que todo apunta, en este momento, a que Enrique Peña Nieto traerá de regreso al PRI… me dueles México y mucho. Regresa el dinosaurio. Regresan las viejas prácticas en la cara de un nuevo PRI…

Pero (por que ya saben que siempre hay un pero) no todo es malo para mí. Lo dije antes y lo reafirmo. Yo apoyo que Enrique Peña Nieto sea el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Así como lo leen.

¿Por qué? simple: es el castigo PERFECTO para un pueblo IGNORANTE y SIN MEMORIA. No celebro que el PRI regrese, lo lamento y mucho, pero sin lugar a dudas, lo apoyo. Si lo que México necesita para despertar en realidad son otros 6 años del PRI, que así sea.

No todo está perdido querido lectores. Tenemos la esperanza de que el pueblo mexicano hoy por hoy es más crítico, más pensante, mas activo. Tenemos la esperanza de que si el PRI intenta volver a sus viejas prácticas, el pueblo no se lo permitirá.

La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor