[Washa Washeando] Reguetoneros (o “Papi gobierno”)

Washa Washeando

Reguetoneros (o “Papi gobierno”)

D. Mornië Alfaro

@Mornie_Aran

voces@impetumexico.org

Hay quienes los odian y los descalifican. Hay quienes los defienden. Existen también quienes simpatizan con ellos. Sin lugar a dudas los reguetoneros han estado en el ojo del huracán durante esta semana, después de la detención masiva que se dio el domingo pasado cuando este grupo de chavos se dirigía a un concierto supuestamente convocado por las redes sociales.

Para los que no lo sepan, el domingo 15 de julio se dio un enfrentamiento entre la policía de la Ciudad de México y un grupo de chavos que se identifican como reguetoneros, obviamente porque el común denominador es su gusto por este género musical. Todo empezó en el metro, donde al parecer un grupo de estos chavos asaltó y golpeó a uno de los usuarios, mismo que al llegar a la estación busco el apoyo de la policía. Ahí fue donde empezaron los destrozos. Intentaron romper mamparas, lámparas y demás. El problema se trasladó a las calles, específicamente a Paseo de la Reforma. Ahí empezó la detención de ellos. Algunos se refugiaron en un centro comercial. Hubo denuncias de detenciones arbitrarias, que se estaban llevando chavos que estaban comiendo o paseando en el centro comercial. En fin, todo un despapaye.

Por más interesante que sea el tema del enfrentamiento con los policías, ese no es de lo que les voy a hablar hoy. Para mí los reguetoneros merecen todo el respeto del mundo. Son un grupo de chavos que su único pecado es escuchar reguetón, y ese, creo, no es motivo para descalificarlo. Yo también llegué a escuchar este género musical cuando empezó. Todavía tengo en mi biblioteca canciones de Daddy Yankee, Don Omar y demás. Son, a fin de cuentas, seres humanos como cualquiera de nosotros.

El tema aquí son los papás de los reguetoneros. Después de que se dieron las detenciones, como buenos padres preocupados, estos señores se dieron cita en las afueras de las oficinas del Ministerio Público en donde se encontraban sus hijos. Cuando los reporteros les empezaron a preguntar si sabían dónde estaban sus hijos al momento de la trifulca, los padres respondieron en su mayoría: “No, no me dijo a dónde iba.”… ¡WTF! Ok. Primer punto malo. Lo mejor de todo es cuando los padres empezaron a decir, a exigir: “Que el gobierno nos ayude, nuestros hijos están fuera de control”.

Bueno pues… ¡qué bonito, no! Yo no sé tú, mi querido lector, pero yo jamás he sido partidario de que “papi gobierno” le resuelva la vida a la gente irresponsable (o floja). Son muchos los ejemplos que se pueden dar de esto, pero en este caso específico es muy interesante ver cómo estos señores quieren que el gobierno les solucione la vida.

¿Sus hijos son unos malcriados? Pues si no es culpa del gobierno, señores padres, es culpa de ustedes. 

Siempre me ha llamado la atención que papi gobierno todo lo puede (en la mente de muchos). Y este caso no es la excepción. ¿Por qué demonios debía el gobierno ayudar a estar personas? ¿Quieren que sus hijos estén en control? ¡Métanlos en control ustedes! Si los chavos andan haciendo desmanes de los cuales los padres no saben nada, pues es más que claro que los padres algo hicieron mal.

El gobierno está para administrarnos, no para arreglarnos la vida. Siempre he creído que mientras menos ayuda nos preste el gobierno, mejores ciudadanos podemos ser nosotros. ¿Ustedes que opinan?

La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor.