[La vida cero] OUYA: La consola abierta

La vida cero

OUYA: La consola abierta

Daniel O’Cueva

@daniel_O_cueva

voces@impetumexico.org

A inicios del mes pasado se hizo el anuncio de una nueva consola de videojuegos que saldrá tentativamente en Marzo del próximo año. El nombre de la consola es OUYA (pronunciado U-ya), de la desarrolladora Boxer8, y la líder del proyecto es Julie Uhrman, quien ha trabajado en IGN. Desde el día en el cual se dio a conocer el prototipo en Kickstarter (sitio dedicado al apoyo financiero de proyectos creativos) se ha convertido en el tema más polémico de la industria y su futuro a corto plazo.

Las principales características de esta consola es que correrá con el sistema operativo Android, lo que dará facilidad de programación y acceso a quienes trabajen en el desarrollo de juegos, y ya que hablamos de estos, los juegos serán gratuitos. Sí, quien posea un OUYA podrá jugar los diferentes títulos del catálogo disponible en free-to-play, pues las ganancias para la compañía se recibirán a partir de la publicidad inserta durante el juego y en los aditamentos, expansiones u otros contenidos extras de los juegos que se consuman, al estilo Team Fortress 2 o League of Legends. ¿Precio estimado de lanzamiento? 99 dólares (más impuestos, no parece que hará falta deshacerse del Wii o PS2 que algunos todavía tenemos).

Regresemos a la parte del diseño. OUYA será una consola abierta, para que cualquiera que desee jugar en ella pueda también desarrollar para ella y compartir con el mundo. Hace un par de semanas, los creadores de esta máquina hicieron un acuerdo con los respectivos de OnLive, el sistema de videojuegos en la nube. De entrada, algunos de los juegos que ya se sumaron al catálogo son Minecraft, Canabalt, Triple Town y recientemente Square Enix anunció que Final Fantasy III también estará disponible. Robert Bowling, quien fuera estratega creativo en Infinity Ward, informó a través de su blog que su reciente estudio Robotoki lanzará su primer videojuego, Human Element, de manera exclusiva para OUYA.

A tan solo un mes de su destape, este proyecto está dándole vueltas a estudios, distribuidores, productores, analistas y sobre todo, videojugadores. Las herramientas digitales que los usuarios mismos fabrican y comparten, son desde hace tiempo el material con el cual se han realizado juegos, aplicaciones y programas que han demostrado la capacidad creativa e ingeniosa de quienes antes eran etiquetados únicamente como consumidores, hasta el día en que uno de ellos conseguía trabajar dentro de una de las grandes compañías o estudios de software.

OUYA se ha entrevisto como un paso importante en el cierre de esa brecha entre quienes producen/distribuyen videojuegos y otro tipo de software, y quienes lo utilizan para su entretenimiento, diversión u otros beneficios. Ahí vienen el Wii U  de Nintendo, Surface de Microsoft y otros dispositivos móviles, que dirigen la imaginación de jugadores y diseñadores a distintas pantallas, pero OUYA, elegante y moderno, regresa a la televisión, con la discreción y atractivo del tamaño de un cubo rubik.

La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor.