[Análisis] Misoginia en redes, apología del feminicidio y machos infiltrados

Por Nadia Rosso y Luisa Velázquez Herrera

Vivimos en un país feminicida, donde cada día son asesinadas al menos 6 mujeres por motivos de género (y estas cifras son infravaloradas por la falta de tipificación e indolencia y minimización de estos crímenes), esto quiere decir, por misoginia. En los últimos años, nos hemos posicionado entre feministas, sobre todo, lesbofeministas jóvenes de la Abya Yala a través de nuestras páginas de facebook “Menstruadora” y “Nad Ro”. Difundimos información crítica sobre cómo opera el heteropatriarcado en nuestro contexto y sobre las propuestas de diferentes feminismos para contrarrestarlo. Como consecuencia de ello hemos recibido acoso misógino por redes sociales: amenazas de muerte, de violación e insultos cotidianos de hombres de diferentes países, ocupaciones y edades. Esto desafortunadamente lo hemos vivido todas aquellas con actividad feminista en redes, sabemos bien que no somos las únicas. Hace menos de un año surgió entre estas manifestaciones de misoginia, un sitio que empezó a seguir toda nuestra actividad, estaba al tanto de cada tuit, cada publicación, cada foto, a acosarnos con frecuencia, su nombre: Hembrista Detected.

11015294_446567132167179_2092022776_n

acosofeminicidiohembrista1

Hembrista Detected, al igual que páginas misóginas como Testosterona Corrosiva o Feminazis feminazis everywhere (entre muchas otras que desafortunadamente comienzan a proliferar más mientras más se visibilizan los feminismos en redes), se dedica a publicar contenido de feministas para ridiculizar y promover el odio entre hordas de machirrines que piden entre risas que alguien nos golpee, viole o mate. Esta incitación misógina en un país feminicida y con una difundida cultura de la violación no puede aminorarse y tomarse como una simple broma, pues bastante nos hemos dedicado las feministas a denunciar cómo opera el sistema patriarcal que normaliza la violencia contra las mujeres, además de que protege y encubre a los feminicidas en la vida cotidiana, como para ahora subestimar el acoso en redes sociales. No es acoso virtual fuera de la realidad, esos machos existen en la vida cotidiana y así como les parece tan fácil y divertido llamar a que nos quemen vivas, así es su forma de pensamiento y actuar en su vida cotidiana. Esos machos son los que van en el metro al lado nuestro, los que trabajan en nuestra oficina, los que colaboran en los institutos de las mujeres, los que toman fotos en los bautizos, los locutores de la radio que escuchamos, los escritores de los poemas que leemos (lo sabemos porque hemos documentado muchos de esos feminicidas por seguridad).

11017301_446573792166513_509189018_o

feminicidaincinerar

feminicidas2221

Estas páginas convocan y reúnen a las personas más misóginas, las incitan a ridiculizar, acosar y amenazar feministas en redes sociales y celebran la misoginia expresanda en cada comentario de esta página. Pareciera que el tema de la violencia en redes sociales es complicado. En realidad no lo es: es violencia misógina, tan real como cualquiera expresada fuera de las redes sociales, si seguimos minimizándola e invisibilizándola nunca podremos combatirla.

feminicidio-explicito-hembrista-1024×643

misoginiaviolenciafeminicidahembrista1

Tras la pista de un macho acosador infiltrado

A principios de noviembre, corrió la noticia de que el sitio misógino Feminazis Feminazis Everywhere había sido tirado, después de mucho trabajo de denuncia de feministas que no consideraban que llamados a asesinar y violar a todas las feministas fuera una cuestión menor. Incrédulas por la noticia, pues sabemos que Facebook se muestra bastante renuente de cerrar páginas si se trata de denunciar sexismo y misoginia, buscamos dicha página y nos encontramos con una página de emergencia de Feminazis Feminazis Everywhere, no ya la original que les habían tirado sino una para conseguir likes de sus fans que iban descubriendo que ya no existía. En esa página, entre los comentarios, encontramos a un orgulloso Luis Enrique Sánchez Amaya anunciando a los cuatro vientos que era el administrador del nuevo sitio Hembrista Detected, sin ninguna pena de ser reconocido de nombre y apellido como administrador de una de las páginas que incita al odio hacia feministas.

Desafortunadamente aún no encontramos esa captura de pantalla en nuestros archivos, pero sí esta otra donde escribe su nombre completo dejando un link de su blog y dejando claro que él es el orgulloso “Barbón heteropatriarcal” que administra esa página, cosa que nosotras ya sabíamos pero tenemos la obligación de demostrar con pruebas para que en un sistema patriarcal se nos crea.

Screen-Shot-2015-03-03-at-1.25.04-AM

Nota: Si quieres comprobarlo por ti misma, solo es necesario que googlees: Luis Enrique S Amaya Hembrista Detected. El primer resultado de búsqueda es lo que muestra la captura de pantalla, para verla solo elija ver el resultado en caché. Además, aparece como feliz seguidor de fáginas como Feminazis, feminazis everywhere y Testosterona corrosiva, porque, claro es un macho misógino de tiempo completo. Hay acá otras capturas que corroboran que quien se hacía llamar [E]l barbón heteropatriarcal es, efectivamente, Enrique:

enrique-evidencia

prueba-foto

Además te dejamos la captura de pantalla del blog al que direcciona, ahí aparece claramente su nombre con apellidos con una foto que no corresponde a la de él, sino a alguna imagen random en internet, práctica muy común entre cibernautas.

Screen Shot 2015-03-03 at 11.59.19 AM

Al ir a su perfil personal de Facebook, tremenda sorpresa fue descubrir que teníamos como amigas en común de este macho misógino a activistas feministas y a defensoras de derechos humanos, incluso tenía fotos con ellas en diferentes espacios de activismo, parecía ser que era su amigo. Alguna de nosotras se lo comunicó a una amiga de una decena de conocidas en común que nos mostraba Facebook, a quien llamaremos X, y ella pronto alertó a otra de sus amigas en común, pero no esperaba, como nosotras tampoco, que se desplegaría un sistema de protección para el macho infiltrado debido a la duda que les causó lo que les decíamos. El resultado: Luis Enrique Sánchez Amaya fue bien informado de que teníamos su pista. Así que por ese aviso, a finales de 2014 y de un día para otro, la página anunció cambio de administrador de manera inesperada y “por causas de fuerza mayor”. Ese post ha sido borrado, habría que preguntarnos por qué. Ese “cambio de administrador” sucedió en unos 5 minutos, de tal forma que en un estado anunciaba que se iba y en el otro, que ya habían encontrado una persona nueva para administrar la página, total que el nuevo personaje que se inventó Luis Enrique Sánchez Amaya, redactaba igual, usaba las mismas palabras, las mismas expresiones, difundía las mismas ideas y acosaba a la misma gente, es decir, era la misma persona, pero debió pensar que este nuevo pseudónimo lo libraba de ser denunciado para el futuro, bastante tarde, machitroll. Además de esta alerta, parece ser que su alter ego empezó a tomar las mismas precauciones que demuestran que él claramente está consciente de los alcances e implicaciones de administrar una página que incita al feminicidio, el acoso y la violación, porque empezó a querer “lavarse las manos” de cualquier denuncia feminista, las cuales conoce muy bien porque convive día a día con feministas:

FEMINICIDIO-hembrista1

acosomm22

nosomosmachistas2

¿Pero de dónde salió este macho infiltrado y por qué se le protege?

Luis Enrique Sánchez Amaya nos seguía la pista desde meses atrás, llevando a registrar su odio disfrazado de interés u obsesión en diferentes lugares, por ejemplo, el 19 de abril del año pasado, nos escribió a la página de Lesboterroristas para ofrecer sus servicios de programador, seguramente soñaba con que caeríamos en su oferta para editar nuestros contenidos y claro, para una banda como la de nosotras, su propuesta fue bastante obvia por no decir otra cosa. Para entonces sabíamos de sobra que era un machitroll, pero no sospechábamos que meses después su odio lo llevaría a crear una página de apología de la violencia contra nosotras:

Imagen 56

Las pistas que ha dejado Luis Enrique Sánchez Amaya han sido muy claras, como estamos demostrando, esto es sencillo de explicar con la captura de pantalla del estado donde invita a leer su blog, parece ser que aspiraba a posicionar su nombre con apellidos como parte de los críticos misóginos a la actividad feminista. Debe pensar que esto es motivo de orgullo o es que vio un nicho dónde posicionarse en el anonimato de internet y fue gritando su nombre cada paso, lleno de orgullo y deseosos de fama, pero nosotras que hemos analizado el perfil de los feminicidas en este país, y que no son más que varones educados sanamente en el heteropatriarcado, no nos causa ninguna gracia que su página funcione para incitar el odio contra nosotras. No es ingenuo lo que hace, puede estar pensado para que alguien nos haga daño en algún momento, ha compartido fotos nuestras, nuestras páginas y blogs personales y más información que nos pone en vulnerabiliad. Y ante ello, no callamos.

hembrista2

acoso-hemnrista

A finales de 2014 también informó sobre su trabajo en El Colegio de México, en área de sistemas, seguro pensando que esto le daba cierta legitimidad para emitir opiniones antifeministas, pero a nosotras solo nos dio más pistas para reforzar los datos que tenemos de su identidad encubierta. En esta misma imagen deja claro también que sabe que podrían despedirlo si supieran para qué usa sus exhaustivas búsquedas sobre feminismo, pero como sabe que el Colmex se posiciona en favor del feminismo, alardea de que no sospechan de él. ¿Cuál es la posición del Colegio de México ante estas manifestaciones de sexismo, discriminación y misoginia que usan su infraestructura específicamente en el área de sistemas?

Screen-Shot-2015-03-03-at-3.48.07-AM-1024×622

Y ya de plano, en diciembre de 2014 nos dejó un comentario en uno de los medios de comunicación en los que colaboramos, con todo y correo institucional. En la imagen se puede observar parte del panel de administración de comentarios.

Screen Shot 2015-03-03 at 3.55.41 AM

Parece ser que el hetero-cuir-transfeminismo neomasculinista de este país abrió una puerta muy peligrosa al tomar como bandera la participación de varones en sus espacios a cualquier costo, así que ahora tenemos que estarnos cuidando en los espacios feministas con esos sus compañeros que no son más que machos infiltrados, con objetivos no muy claros y que no pueden ser entendidos sin este contexto feminicida en el que sobrevivimos a diario. Como si no tuviéramos ya suficiente trabajo en denunciar la violencia en este sistema patriarcal y crear estrategias contra el feminicidio, como para ahora tener que cuidarnos de estos sujetos infiltrados en espacios feministas.

Este personaje es sólo un ejemplo de los muchos machos infiltrados, cuyas historias y perfiles conocemos, machos “feministos” que acosan a sus exparejas, violadores que se infiltran felices en espacios feministas y se posicionan como los varones deconstruidos que todas deben amar, machos progres que toman seminarios feministas y preguntan felices si es mejor matar a una mujer por motivos que no sean de género para tener menor pena, machostrans que acosan sexualmente a otras compañeras, todos ellos perfectamente blindados por una fachada de varón antipatriarcal, machoprogre, profeministas, nuevas masculinidades, cuirs, transfeministas… y blindados también por el mismo sistema patriarcal que protege y justifica a los machos misóginos, que da legitimidad a la voz de los hombres y duda de la voz de las mujeres que denuncian.

Nosotras decidimos romper con esa dinámica del silencio, no nos interesa justificar ni proteger a ningún macho, por más cercano y “compa” que parezca. No nos interesa tampoco tener cerca a las feministas que se desgarran las vestiduras por la “exclusión” de hombres en espacios feministas y abogan por tener hombres en todos los espacios, a cualquier costo, y que prefieren creerle a los machos que a las compañeras que denuncian. Las mismas que nos han criticado férreamente y deslegitimado nuestro trabajo porque decidimos no dejar entrar ningún macho en nuestros espacios. Nosotras preferimos mantenernos seguras que ser complacientes con discursos vacíos de inclusión sin crítica.

Sabemos que a Facebook no le ha importado nunca que sus páginas inciten al feminicidio, prefiere censurar pezones que amenazas de muerte, por eso nuestra acción va más allá, porque este no es un tema de Facebook, es un tema de misoginia e incitación a feminicidio, en nuestros círculos cercanos y con tal gravedad lo identificamos y lo denunciamos.

Responsabilizamos directamente a Luis Enrique Sánchez Amaya y los demás administradores de páginas misóginas antifeministas de todas la violencia que desencadenan. Si ellos no pueden hacerse responsables de lo que provocan, que cierren sus páginas, si no, que asuman las consecuencias. Sabemos que ni sus amigas ni sus conocidas son responsables por lo que estos misóginos hagan de manera encubierta o abierta, pero sí somos responsables todas de denunciar, tomar medidas y ver por la seguridad de nuestras compañeras ante estos ataques. Es aquí donde todas tenemos la responsabilidad y la opción de tomar acciones o callar y seguir siendo cómplices de la violencia patriarcal y encubriendo a los agresores.

Somos muchas, y no nos callaremos ni un segundo más la violencia que vivimos en las redes como en el resto de los espacios.

A continuación organizaciones y activistas que se unen a este pronunciamiento en contra de la violencia misógina en espacios feministas y en redes sociales.

Organizaciones:

Grupo Lésbico Universitario

Generadoras A.C.

Ímpetu Centro de Estudios A.C.

Altersexual

Colectiva GenderFoqueers

Centro de Acción Feminista CAF (Chile)

La Tortillería Queretana

Balance Promoción para el Desarrollo y Juventud A.C

Fondo María

Vivas Nos Queremos Michoacán

El Taller centro de sensibilización y educación Humana A.C. (Puebla)

Lunas, Lesbianas Feministas

Iniciativas Feministas México

Snk’obal jnak’obal (Chiapas)

Mujeres y hombres antipatriarcales

Las Nihuilas (Xalapa)

End On Line Misogyny (EOM)

Mengana Kolectiva Antipatriarcal (Ecuador)

E-cards Feministas (Aguascalientes)

Nociones de Género

Colectiva Feminista de Nayarit

La Arepa Chora (Chile)

Red de Madres Lesbianas de México

Producciones y Milagros Agrupación Feminista

Colectiva Con Letra F

La Que Arde Revista Digital

Las Juanas (Monterrey)

Red de Lesbianas Feministas de Campeche

Comunidad Lésbica Soles AC

Colectiva Lésbica Todas Somos (Guatemala)

Colectiva LesBrujas (Chiapas)

Colectiva Guerreras (Guerrero)

Luchadoras TV

FRIDA: El Fondo de Jóvenes Feministas

Personas:

Nadia Rosso, Luisa Velázquez, Jocelyn Ramírez López, ItzelTal, Daniel Santillán, Judit Abarca, Samanta Flúor, Alejandra Velásquez Solis, Lilián Ayala, Rocío Burgos, María del Carmen González Hernández, Maricruz Bárcenas, María Orta, María Fernanda Cárdenas Aguilar, Juan Carlos López González, Michelle Silveira, Julio Cesar Borja Cruz, Olivia B. Cruz, Ann Tapia, Patricia Karina Vergara Sánchez, Valentina Sepúlveda Barraza, Malena García, Selene Flores Romero, Beatriz Quesadas Rojas, María Gabriela Santodomingo Peña, Natali Hernández Arias, Karen Dianne Limón Padilla, Adriana Ramírez, Alejandra Cuevas, Alne Ugalde, Isabel Páez, Saraí Soto Cruz, Ivonne Jacqueline García, Sheila Pamela López Cifuentes, Dinorath Sauceda, María del Carmen Díaz Ríos, Brenda Bautista, Juan Jesús Sánchez Muñoz, Dahlia Bat, Elidet García, Rocio Quintana, Nubia García, Xóchitl Arteaga Villamil, Mónica del Carmen, Viviana Muñoz, Yunuén Montero, Montserrat Pérez, Kenia Salas, Osa Flaca lesbiana feminista, Ana Mar Mar lesbiana feminista, Verónica Elizabeth Prudencio Castellanos, Karla Helena Guzmán Velázquez, Aura Ixcehel Zurita Arias, Fátima Patricia Alvizo, Magaly Castillejos Zárate, Tanya Espinosa Hernández, Rosa Martha Cruz López, Montserrat Figueroa Reyes, Natalia Carrillo Perea, Cynthia Navarro Arenas, Ana H. Sánchez, Mariel García Montes, Arianna Guzmán, Cristina Gutiérrez Sandoval, Guadalupe Maya Chávez, Ana de Alejandro García, Deeni Mendoza, Ángeles Sánchez Velásquez, Diana Alva, Alma Rosa Ramírez, Karolina Caicedo Flórez, ERika Arroyo, Carmen Alcázar Castillo, Indra Agni Tristán, Edith González García, Federico Reyes, Catherine Andrews, Martha Elisa, Zitlali Cruz Villalba, Lilián Rivero, Rebeca Soto, Nina Saraí de la Fuente Ríos, Alejandra Velverde, Aylin Manzano Fierro, Daniela Fernández A, Ángela Erpel, Daniela Fernández A., Diana Pachecho, Aurora Azul, Patricia Puga, Lydia Zárate, Rossana Llorens, Gloria Muñoz Gallegos, Ángela Rocío Cedillo Hernández, Vanessa Rivera de la Fuente, Yazmín Zavala Rico, Mónica Almaraz, Ma. del Sol Castro Díaz, Isabel Yanez, Betsy Nardette, Rosario Escobedo, Ana Larra, Sonia Lix, Bilba Bal Ponciano, Mijane Jiménez Salinas, Yadira López Velasco

.

Si tú suscribes este pronunciamiento, déjanos un comentario con tu nombre o nombre de tu organización.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*